******************

******************
La idea principal del blog es mostrar información sobre música tropical, resaltando lo mas significativo dentro del genero SALSA, para compartirlo con aquellos melómanos amantes de la buena música

sábado, 29 de agosto de 2009

Soul Power, un legendario concierto ahora en cine...

Una nota interesante...


SE EXHIBE POR FIN LA CINTA SOUL POWER
35 años después de su rodaje se exhibe el documental Soul Power, con actuaciones de Miriam Makeba, James Brown y la Fania All Stars. Dirigido por Jeff Levy-Hinte y producido por Sony Pictures Classics, Soul Power recoge los momentos definitivos de un evento que congregó lo mejor de la música afroamericana de los años setenta (salsa, soul, funky y rhythm and blues) en Kinsasha, Zaire (hoy República Democrática del Congo) en octubre de 1974, y que fue conocido como The Rumble in The Jungle. En ese año, un grupo excepcional de artistas afroamericanos -incluida la Fania All Stars en la representación afrohispana- viajó al corazón de Africa, a Zaire, para ofrecer un extraordinario concierto con lo mejor de la música de ese entonces. Ahora, 35 años después, llega una versión editada al cine. El motivo del viaje de todos estos músicos al Africa era combinar un festival de tres conciertos en Kinshasa, la capital de Zaire, con una pelea de Muhammad Ali contra George Foreman, para recuperar su corona de campeón del mundo. La lista es impresionante: James Brown, The Spinners, The Crusaders, Sister Sledge, Bill Withers, B.B. King, Fania All Stars con Celia Cruz y la sudafricana Miriam Makeba, entre otros. La película sobre la pelea, que se llevó a cabo seis semanas después del festival, fue el documental ganador del Oscar, When We Where Kings. Hemos tenido que esperar muchos años para la parte musical, que surgió de una idea de Stewart Levine, quien lo produjo con el músico sudafricano Hugh Masekela. Finalmente, el director responsable de este documental, Soul Power, fue Jeffrey Levy-Hinte. Y vaya tarea que tuvo...Las interpretaciones de los artistas mencionados son todas de primera calidad, especialmente para nosotros los latinos ver a Celia cantando Quimbara, acompañada por Johnny Pacheco en el escenario dirigiendo a la Fania, con Ray Barreto en las congas y Héctor Lavoe confundido entre los coristas. Quien se roba el show, a causa de la edición, es James Brown, el padrino del soul. Las secuencias fuera del auditorio, ya sean en el avión o los diálogos para la organización del festival, también son valiosas. Pero uno se queda con las ganas de escuchar más música. Un promedio de una canción por artista o grupo es demasiado poco. Esperemos que, como dice el director, salga todo en DVD más adelante. Soul Power, que fue selección oficial de los festivales de cine de Toronto 2008, Berlín 2009, Tribeca 2009 y Los Angeles 2009, dura 93 minutos y está clasificada PG-13.
tomado de: http://www.univision.com
De esa serie de conciertos, existe el video de la Fania tocando "Mi Gente" el cual les dejo para su disfrute. Aclaro que el audio corresponde al concierto en Puerto Rico en el 73, pero las imágenes son de Africa. Desconozco si aparece en esta película, ya que se menciona solamente la presentación de Celia Cruz. El que la haya visto, que comente...
video

El Malo II, entrevista a Willie Colón

Hola amigos, a continuación les dejo una entrevista realizada a Willie Colon en el marco del lanzamiento de su nueva producción llamada "El Malo Vol II: Prisioneros del Mambo", donde le hace un homenaje a Hector Lavoe y cuenta varias anécdotas. Espero les guste...

Un malo de buen corazón
Ya no es el flaquito quinceañero que, en los sesenta, alcanzó prestigio empuñando
un trombón más grande que él. Sentado cual buda hispano, con los ojos a la vez fulgentes y negrísimos, como de brea,trajeado impecablemente,e, aguarda por la primera pregunta. Sonríe, apenas, rumiando aquel gesto socarrón y malicioso que exhibe en las portadas de los varios discos que grabó con Héctor Lavoe. Alrededor de la sonrisa se cierra un pardo candado de canas. En un discreto salón del hotel Howard Johnson de Guayaquil, comienza la rueda de prensa, y un enjambre de reporteras de la farándula local aletea alrededor del tótem salsero (varios críticos lo mencionan, incluso, como uno de los mismísimos inventores del género, o, como él prefiere decir, del concepto). Algunas le piden que les cante “esa que dice: no tiene talento pero es muy buenamoza” (¡!)... William Anthony Colón vuelve a sonreír,
accede a la petición, bebe un sorbo de agua y se acomoda sobre la silla, a sus anchas, como sobre la leyenda.
Es el segundo año consecutivo en que la Gobernación de Guayas lo invita a celebrar las fiestas julianas, con un concierto a la usanza de las más exuberantes tardes de la salsa setentera: en la calle, con una tarima sobre la calzada, entre bailadores febriles, barrumbada de cerveza y parrillas sobre las que se aliñan, de a poco, trenzas de carne. Bien podría esta ser la descripción de una estampa del Bronx del documental Nuestra cosa latina (1971), o de las “descargas” que se armaban en los barrios caraqueños, pero se trata de Guayaquil, que nada tiene que envidiarle a ninguna ciudad a la hora de preciarse de plaza rumbera. Willie lo sabe y lo comenta: “Aquí la gente conoce bien el asunto”.
Después de la breve rueda de prensa, se sienta sobre un mueble, casi al filo. La mayoría de las reporteras se ha marchado, solo queda un puñado que conversa amenamente en una esquina. De repente, con esa famosa voz de metal brillante y limpio acento borinqueño, el trombonista y cantante pregunta: “Bueno pues, ¿cómo es la cosa?”.
Quisiera que precise el impacto que tuvo en su sensibilidad como artista, como cronista de la cultura popular latinoamericana, una persona: Antonia Pintor.
¡Ahhh!, para mí ella fue la encarnación de Puerto Rico: el sonido, la comida, las pronunciaciones, los cuentos… Mi abuela fue mi conexión directa con el espíritu puertorriqueño, incluso más que mis padres… ¡Yo hablo más español que mis padres! Nacidos y criados ambos en Manhattan, tenían que salir a trabajar y le dejaban mi
crianza a esta inmigrante que nunca habló inglés; entonces yo no tenía otra alternativa que aprender su lengua… creo que mi abuela Toña fue una puerta por la cual ingresar a la esencia latinoamericana.
… Pero considerando la juventud de sus padres, ya que su madre, Aracelys, tenía apenas 16 años cuando usted nació, se podría pensar que también tuvo una relación estrecha con ellos…
(Calla un momento, extraviada la mirada de ópalo)… No, no; en verdad no tuve mucha relación con mis padres. Mi abuela fue todo.
Alguna vez leí, por allí, una observación periodística que planteaba que le había tomado cariño tan fácilmente al Flaco Lavoe porque encontraba en él rasgos de su abuela: era un jíbaro, un campesino puertorriqueño inmigrante, lo mismo que Doña Toña, ¿qué opinión le merece un juicio como ese?
Es cierto, es cierto… La escuela de Antonia Pintor me preparó para poder bregar con Héctor, poder entenderlo; sus rabietas, su sentido del humor, de dónde venía… Fue algo como predestinado… Lavoe es el ejemplo vivo del humor como forma de inteligencia, como sustancia indispensable del arte popular… Algunos de verdad no entienden lo brillante que era. Yo diría, incluso, que era un intelectual de la broma y el refraneo: tenía un sentido del humor muy abstracto. A veces uno decía: “eso no tiene gracia”, y luego de un rato te ponías a pensar y soltabas:
“coño, esto sí está del carajo”. Además, era un camaleón, estudiaba a la gente… podíamos ir a Veracruz, a Cali, a cualquier plaza salsera de las bravas, se tomaba un par de minutos hablando con algunas personas, las leía, y ya sabía qué las hacía sonreír… Estaba al tanto, siempre, gracias a su capacidad de observación cultural, de cómo crear un ambiente poderoso e íntimo durante el show, porque sabía qué fibras tocar.
Hace meses expresó, como rasgo esencial de su relación con él, el hecho de que los dos eran niños en pleno aprendizaje, y dijo, precisamente, que sus viajes por Latinoamérica les descubrieron sus raíces. ¿Qué aprendieron de su propia identidad en Panamá, Veracruz, Caracas, Cali, Guayaquil o el Callao, que Nueva
York – a pesar de su “latinidad”- no les proporcionó?
Comprender que pertenecíamos, sin reparos, a ese universo de sensaciones comunes que conforman lo latino... Después de viajar lo suficiente, uno va entendiendo que las fronteras, las barreras, en verdad son arbitrarias. Que somos casi la misma vaina. Era común que si pasábamos tiempo suficiente en algún lugar, empezáramos a tener
ese sentido de familia que es tan latino; y para alguien del Bronx como yo, o para un tipo como Héctor, que no había ido a ningún lado tampoco, esto constituía una revelación importante. Ese sentido de familia siempre termina por imponerse sobre otro de nuestros rasgos característicos: el machismo nacionalista.
Quisiera saber si es cierto aquel mito urbano de que usted era muy bueno peleando y Héctor no, y siempre se metía en líos de los que usted tenía que sacarlo…
Sí, yo era su policía, su guardaespaldas… A Héctor le gustaba provocar, o como decimos nosotros, “pegar el vellón”, y muchas veces le querían dar duro. Entonces tenía que meterme para calmar la cosa…
Del inmenso universo de la música tradicional caribeña y afro-antillana, ¿cuáles considera sus influencias fundamentales?
Bueno, no se puede negar que la raíz cubana es muy importante en la salsa; aunque la base puertorriqueña, específicamente para la música que yo hago, es igual de imprescindible. Pero más allá de eso, de los antecedentes, creo que la fuerza de lo que he hecho consiste, como he asegurado ya, en haber propiciado una reconciliación musical entre pulsos culturales; y sobre todo en producir una obra que pueda ser entendida y disfrutada por una mayoría de gente no muy complicada, ya que aunque ciertas letras pueden ser algo complejas, musicalmente apunto el dardo al corazón, siempre allí.
El cliché dice que la salsa es un género alegre, y por lo general lo es; pero usted ha tenido la habilidad para imprimirle un registro reflexivo (su adaptación de Chico Buarque, Oh qué será); angustiante (Barrunto) e, incluso, melancólico (Sin poderte hablar). ¿De qué tipo de lecturas, experiencias de vida e investigaciones
culturales y musicales extrae esos tonos diferentes?
(Titubea un poco, luego afloja una espaciosa exhalación)… Mi vida ha oscilado entre acentos negros y grises. Ha sido dura, la verdad. Eso siempre lo llevo conmigo, esa melancolía. Siento que, por lo menos un poco, me identifica. Además, fui criado en una casa donde solo vivían mujeres; lo cual implica que tenga una sensibilidad, una relación especial con el mundo y, por supuesto, con ellas. Casi todo lo que compongo
proviene de cosas que he vivido, muy pocas veces he escrito a partir del análisis o la lectura… Recuerdo ahora, por decir algo, Toma mis manos, que compuse a partir de la muerte de mi hermana… Ese, el de la muerte, es otro de los temas que me mueve, con mucha frecuencia, a hacer música. Pienso que se trata de intentar mi respuesta contra ese golpe final del misterio.
Después de cantarles a los personajes y espacios marginales (Juana Peña, Bacalao, Calle luna calle sol),como forma de reconocimiento de nuestro argot, la salsa asumió un registro político. Eso ocurrió cuando Colón se juntó con Blades. Más allá de su relación personal de hoy, ¿qué lectura hace de la propuesta estética y social que construyeron juntos?
Cuando comenzamos, teníamos enfrente la enorme muralla de lo convencional y del prejuicio. La salsa era una música chusma. Había emisoras a las que llamaban “clase A”, de temas en español, que no la tocaban para nada, por considerarla una expresión de gángsters. Antes de Rubén, empecé a endulzarla, tratando de cambiar la fórmula: letras más largas, meterle violines, como hice con Periódico de ayer. Con eso se
volvió un poquito más aceptable para aquellas emisoras consagradas a Julio Iglesias y demás. Pero el golpeque tumbó la muralla fue el que propinaron las letras de Rubén. Él tenía unas letras que, tú sabes, llegaban al meollo de muchos asuntos, escritas de una manera elocuente y con harto corazón. Levantaba temas que otra
gente no se atrevía o no se molestaba en mencionar; porque había algunos que decían: “¿Para qué voy a hablar de eso si lo nuestro es bailar chá chá chá y tocar el tambor?”; no entendían la necesidad de una propuesta de otra naturaleza.
Blades llegó a grabar un disco con Lou Reed y Elvis Costello. Usted mismo tiene un LP (Honra y cultura, 1991) que, según algunos críticos, muestra influjos de Sting. ¿Cuáles considera, de entre la música anglo, sus influencias primordiales?
Son muchas, pero yo tengo un gusto tan ecléctico que te sorprenderías. Escucho desde Brahms hasta música brasileña… Por cierto, viví en Brasil un año, solo para estudiar su música. Al final ya hasta hablaba portugués. Siempre ando a la caza de nuevas influencias; y en relación con tu pregunta, debo mencionar a Los Beatles como una de las fuentes más importantes de las que he bebido…
… A propósito de eso, le dijo al periodista caraqueño Andrés Schmucke que usted era el Lennon para el MCcartney de Blades, ¿por qué esa repartición de roles?
Pues Rubén era muy prolífico en sus composiciones y tenía una personalidad más abierta, como MCcartney… en cambio yo era un poco más reservado, como Lennon… La importancia de esta influencia es que de Los Beatles surgieron, por ejemplo, Blood, Sweat and Tears o Chicago, bandas que hacían rock con vientos, lo cual me interesó muchísimo...
... Hay que recordar que, en América Latina, ocurrió también el fenómeno contrario: el dúo Colón-Blades influyó en algunas bandas de rock, como los Rabanes panameños, o grupos del sur del continente que se interesaron en la percusión africana del candombe. Los Fabulosos Cadillacs, por ejemplo, invitaron a Blades a grabar el álbum Fabulosos Calavera, y a Celia Cruz, el tema Vasos vacíos...
... Es fantástico que la música permita ese tipo de diálogo... El rock significó para mí una escuela más; la curiosidad por los artistas que te mencionaba, por su manejo de los vientos, me llevó luego a gente como Herb Albert y su Tijuana Brass o, a pesar de que no es estrictamente un rockero, Sergio Mendes. De ellos obtuve
nociones de cómo usar el brass un poco más comercialmente... También me influenció la época disco, los Bee Gees y otros, los arreglos de cuerdas con que revestían sus canciones.
Otro de sus intereses conocidos es el del activismo político, especialmente a favor de los derechos de los puertorriqueños... De George Bush, según una entrevista con el diario mexicano La Jornada, opinó que “sólo es el títere de su papá y sus secuaces, que pertenecen a una máquina que va explotando al mundo entero”…
¿Cómo ve “el cambio”, ahora, con los demócratas de Obama en el poder?
No sé si las cosas van a cambiar mucho. Veo, por ejemplo, que seguimos dándole dinero a la gente que nos arrasó. Hay que esperar, Obama aún merece confianza, pero, para mí, algunas de las cosas que se están haciendo no tienen sentido… Me está dando la impresión de que se intenta establecer, en el Gobierno, la dinámica del
doble discurso. Esa vaina del policía malo y el policía bueno… ¡igual uno termina jodido con cualquiera de los dos!
A la salsa de hoy, afirmó alguna vez, le falta calle, pueblo, esquina de barrio y maña. ¿Cómo recuperar eso? ¿Por qué son, aquellos, valores ineludibles para la autenticidad del concepto salsa?
Porque, desde sus principios, la salsa tuvo éxito debido a que se hacía, como tú dijiste hace un rato, desde el margen, con gente genuina y certera. La música nos sirvió como un imán para reunirnos; los bailes eran, en el fondo, mítines. Ya se ha dicho con anterioridad: cada grupo era como un taller, un espacio en algo parecido
a la desobediencia civil. Y cada uno trataba de hacer algo distinto: Joe Cuba con los “vibes”; Eddie Palmieri con los trombones, Ricardo Ray con las trompetas; cada uno trataba de enriquecer el concepto: yo voy a usar jazz, éste, música clásica, el de allá quiere hacer bomba y plena… Pero el asunto empezó a palidecer cuando las
corporaciones se dieron cuenta de lo rentable que era el fenómeno, y empezaron a intentar controlarlo todo. Aquello de que a la salsa le falta, hoy en día, esquina de barrio y maña, lo dije en una conversación con la BBC, hace un par de años. En ese momento describí un panorama que me produce no poca desazón: las grandes
empresas compraron los sellos pequeños, y cuando tienes un establo con tantos caballos, pues no los vas a poner a correr uno contra otro. Allí no hay competencia, todo está dictado por las corporaciones, ellas deciden quién pega y quién no, y muchas veces no lo deciden basando su juicio en el talento, sino en quién es el más chupamedias o el más alcahuete… Ya son otros criterios. Por fortuna, la tecnología - y esto lo digo y lo digo, muy convencido, porque tengo fe en esas posibilidades- le ha dado vuelta al panorama. Ya no necesitas un estudio de tres millones de dólares para sacar adelante una producción, con una buena computadora grabas en tu living room y listo.
Eso y el Internet ayudarán a que las guerrillas regresen, ojalá con fuerza.
Ahora que se puso guerrillero: se lo conoce como “el malo del Bronx”, pero debe tener su corazoncito… ¿Quélo hace llorar?
Hummm… Muchas cosas… La injusticia, sobre todo.
¿Cuándo fue la última vez que vio a Héctor Lavoe?
Creo que fue en Brooklyn, en el hospital Woodhull, hace no sé cuántos años… A ver (levanta los ojos, en cálculo mental), si son dieciséis desde que murió, hace dieciocho…
¿Qué aprendió de Celia Cruz?
Que se puede ser grande y humilde de verdad, no solamente ante las cámaras.
De todos los países latinos que ha visitado, ¿dónde se encuentra la mejor comida?
(Vuelve la sonrisa maliciosa)… Yo siempre encuentro algo bueno, pero tiene que llevar, eso sí, arroz con habichuelas (criollamente: arroz con menestra).
Como la canción del Gran Combo. ¿Y las mujeres más hermosas?
¡Ay! (la sonrisa se amplifica hasta la carcajada. Un grupo de reporteras, de las que quedan, lo azuza: “¡Tiene que decir en Ecuadoooor!”)… Sin comentarios, mejor, para no comprometerme…
Físicamente, ¿qué es lo primero que le ve a una?
Los ojos, es muy importante cómo te mira…
¿Qué tiene la latina que no tenga la gringa?
Chispa.
¿Y viceversa?
Paciencia.
¿Qué profesión, aparte de la suya, le hubiera gustado ejercer?
Médico.
¿Y cuál nunca le hubiera gustado ejercer?
Maestro de matemáticas.
¿Qué lo enciende intelectual, emocional y espiritualmente?
El mar.
¿Qué lo desanima de la misma manera?
La política.
¿Cuál es el sonido o ruido que más le gusta?
El del viento entre los árboles.
¿Y cuál es el que menos le gusta?
Gente hablando muy duro por el celular.
¿Cuál es su mala palabra más usual, más frecuente?
¡Carajo, ¿cuál será?!... (Observa a Ernesto Hernández, su mánager, que le sopla la respuesta: coño)…
Sí, sí, sí, coño.
Algunas cosas que ha dicho, e incluso una canción de su último disco, pueden sugerir respuesta para esto, pero quisiera que la abrevie en pocas palabras: ¿Cómo se imagina la vida después de la muerte?
Ah brother, no creo que exista.
Fabián Darío Mosquera
fmosquera@telegrafo.com.ec
Coordinador

tomado de: http://www.eltelegrafo.com.ec

Esta es la lista de canciones de la producción, y agregamos comentarios respecto al cd del propio Willie:
1- Intro con Polito
2- El Brujo
3- Narcomula
4- Corazón Partido
5- Hector Lavoe Medley
6- Amor De Internet
7- Pesadilla En El Club Riviera
8- Mucha Leña Pa'l Fuego
9- Suite Magia Blanca
10- Cuando Me Muera
11- La Mala Situacion
12- Bongo
13- Magia Blanca (Club Mix)

El músico de 58 años admitió que no fue fácil volver a un estudio de grabación, tras diez años de su disco ‘Demasiado corazón', por lo que le tomó dos años tener en sus manos su nuevo proyecto musical, en el que incluyó salsa, balada, música urbana, y la plena y bomba puertorriqueña, ya que no olvida sus orígenes.
La producción hace un homenaje a Héctor Lavoe, con quien tocó durante siete años antes de su compañero Rubén Blades. Aparte del discurso social de ‘narcomula' y ‘Suite magia blanca', Colón reafirma con temas como ‘El brujo', ‘Bongó' y ‘Mucha leña pa'l fuego' la tesis que esgrime desde hace cuatro décadas: la bomba y la plena son la salsa de Borinquen.
"Es un disco con muchos detalles en las canciones. Algunas no son del corte usual de cuatro minutos. Hay una de ocho minutos. Y estamos hablando de varios personajes e historias, como se tiende a hacer en la salsa", sostiene Colón.
Respecto al título, la acepción de la palabra "mambo", más que el ritmo creado por Cachao y popularizado por Dámaso Pérez Prado, alude más a las circunstancias de vida o a una situación personal particular. "Quiero decir que todo el
mundo es prisionero de su propio mambo", explica el artista.

tomado de: http://www.elespectador.com

Fania All Star San Juan 73

Estas dos notas en realidad son de mediados de Abril de este año, pero aquellos que no lo han leído, ahí se las dejo. Espero comentarios de las personas que han podido disfrutar de estas grabaciones...

San Juan 73
Live in San Juan, Puerto Rico at the Coliseo Roberto Clemente (1973).
Track listing
1. Theme
2. Mi Debilidad
3. El Raton
4. Pueblo Latino
5. Mi Gente
6. Que Rico Suena Mi Tambor
7. Soy Guajiro
8. Soul Makossa
9. Mongo Bongo

En 1973, la Fania All Stars estaba lejos de ser una orquesta reconocida. Sus integrantes habían tocado juntos solamente dos veces, en ocasiones especiales. La primera vez fue a comienzos de 1968, para grabar el disco Live At The Red Garter. En 1971, su concierto en el club Cheetah fue el corazón de la película Our Latin Thing.
Ambos eventos fueron diseñados por Jerry Masucci para generar atención sobre el crecimiento de su disquera. En ambos casos, la industria de la música sentenció que Masucci estaba loco de atar. Pero el empresario fue reivindicado por el gran éxito - tanto de los eventos en sí, como de los discos que resultaron de ellos. En 1973,
Masucci aumentó la intensidad del movimiento salsero, organizando conciertos de las Estrellas en dos estadios. Primero fue el Yankee Stadium de Nueva York. No sólo se logró un lleno completo, sino que también se desató un alboroto y el concierto terminó antes de tiempo. Los mismos músicos - incluyendo al saxofonista africano Manu Dibango y al legendario conguero Mongo Santamaría - trasladaron su música al estadio Roberto Clemente de Puerto Rico, para que la Fania All Stars debutara en la patria caribeña de la salsa - y el verdadero hogar de muchos de sus músicos. El espectáculo fue un éxito fenomenal, y el concierto fue todavía mejor que el de Nueva York. Ambos conciertos fueron grabados, pero el del estadio Yankee fue filmado como la parte principal de la próxima película que Masucci estaba preparando. Es por eso que el título del disco correspondiente debia ser Live At The Yankee Stadium. Las grabaciones de San Juan y Nueva York fueron llevadas al estudio, enriquecidas con arreglos adicionales, y lanzadas al mercado en dos volúmenes. Todos se olvidaron de que el concierto de San Juan había sido grabado. Las cintas fueron almacenadas y permanecieron allí durante 30 años. Encontré la mayoría de estas cintas al revisar los archivos de la Fania - originalmente eran ocho cintas, pero sólo quedaron seis.
Nos apuramos en transferirlas a formato digital para poder escucharlas y eventualmente compartir nuestra emoción de haber realizado este descubrimiento histórico. Las cintas revelaron una experiencia cruda, una vitalidad que continúa brillando a través de los años. Está en la falla del coro que aparece por la mitad de “Mi Gente” - era sólo la segunda vez que intepretaban este tema, y el coro se olvidó la letra - y también en la algarabía del público cuando Manu Dibango aparece
en el escenario para interpretar “Soul Makossa”, cuya versión original fue un éxito masivo en las discotecas. Se revela especialmente en las delirantes improvisaciones de “Congo Bongo”, tema famoso por los incendiarios solos de Ray Barretto y Mongo Santamaría, presentado aquí por vez primera en su versión completa - toda una revelación. Estas grabaciones no han sido pulidas como la música que aparece en Live At Yankee Stadium - esos discos fueron arreglados en el estudio con el objetivo de que fueran éxitos radiales. De esta manera, no nos permitieron escuchar lo que pasó realmente durante ese concierto.
Mirándolo desde esa perspectiva, es fácil entender que la Fania All Stars dejó de ser una orquesta para eventos ocasionales, transformándose en el grupo de salsa más famoso del mundo.

tomado de:http://www.musicaboricua.com

El descubrimiento de este álbum completo, nunca lanzado al mercado, en los depósitos de Fania fue uno de los hallazgos más magníficos desde que la empresa comenzó a buscar entre los tesoros que había allí. San Juan 73 es la grabación en vivo del recital del Fania All Stars que inauguró el Coliseo Roberto Clemente en Puerto Rico, en 1973. Esa noche, Héctor Lavoe, Cheo Feliciano, Celia Cruz, Bobby Cruz, Ismael Miranda, Ismael Quintana, Pete "El Conde" Rodríguez, Santos Colón y Justo Betancourt se reunieron en un escenario para una interpretación inolvidable. El recital fue un éxito rotundo: se agotaron las entradas y más de dos mil personas quedaron afuera. De muchas maneras, esto posicionó al grupo para el futuro éxito. El promotor Rafael Viera recuerda: "Fue el comienzo de algo que, hasta el día de hoy, no ha sido superado por nada en música latina. El Fania All Stars se convirtió en una religión. Cada estación de radio pasaba la música; todos bailaban al ritmo de 'Quítate Tú' y 'Estrellas de Fania'". Se grabaron tanto el recital de San Juan como el que causó disturbios en el Yankee Stadium de Nueva York. Como el Yankee Stadium se filmó como la pieza central de Salsa, la película que Masucci estaba haciendo en ese momento,
él pensó que Live At The Yankee Stadium (En vivo desde el Yankee Stadium) era estratégicamente el mejor álbum para salir al mercado. "Pronto se olvidó de que se había grabado el recital San Juan y las cintas fueron almacenadas en lo profundo de los depósitos, sin ser tocadas por más de 30 años. Sin embargo, mientras estaba buscando en el archivo de Fania, me crucé con la mayoría de ellas", dice el Especialista en Artista y Repertorio, Dean Rudland. San Juan 73 hace retroceder en el tiempo al oyente, y brinda la oportunidad de escuchar la música como habría
sonado el día de su interpretación, lo que permite comprender cómo el Fania All Stars se convirtió en el grupo de salsa más famoso.

tomado de: http://www.hispanicprwire.com/

Les coloco también la parte posterior de la carátula:


Nota: según gente reconocida en el mundo de la salsa, las improvisaciones o soneos de Hector Lavoe en el tema Congo Bongo, han sido una de las mejores de su carrera...

domingo, 23 de agosto de 2009

Otra pelicula mas sobre "el hombre que respira debajo del agua..."

Otra buena noticia que no debe faltar acá, para ser compartida con ustedes...
LAS VOCES DE LAVOE
El cantante puertorriqueño ha motivado al menos tres largometrajes en los últimos años

El director James Ancuri, junto a la actriz colombiana Pierangeli Llinas.

Hay personajes cuyas vidas despiertan interés cinematográfico, como pareciera ser el caso de Héctor Lavoe, de quien en el último lustro se han hecho, al menos tres películas: "El Cantante", dirigida por León Ichaso, protagonizada por Jennifer López y Marc Anthony; "Héctor Lavoe. The Singer", dirigida por Anthony Felton, con la actuaciones de Raúl Carbonell, Joana Vargas, Patricia Manterola y La India. Y "The King of Salsa", dirigida por James Ancuri y con la actuación de la actriz colombiana Pierangeli Llinas, interpretando a Carmen, rol que en la cinta de Felton hace Patricia Manterola. Tanto en la película del puertorriqueño Anthony Felton, como en la de James Ancuri, aparece la voz del verdadero Héctor Lavoe. De hecho, Anthony Felton dijo que Raúl Carbonell, el protagonista, estudió con detenimiento el lenguaje corporal de Lavoe para darle credibilidad al personaje.
Mientras que en "El Cantante", de Ichaso, los temas de Lavoe son versionados por Marc Anthony. A pesar de que la película de Ichaso fue un fracaso de taquilla, la banda sonora se convirtió en un éxito tan rotundo que según un ejecutivo de Sony, que prefirió mantener su nombre en la reserva dijo que: "con la película de J.Lo se vendió bien el disco de Marc [Anthony] y se vendieron miles de copias de los discos de Héctor [Lavoe]".De hecho Anthony recibió un Grammy Latino hace un par de semanas por esta producción. Las películas de Felton y Ancuri, apuntan a la veracidad de los hechos y a recrear fielmente la vida de Héctor Juan Pérez, el Héctor Lavoe que dejó su voz como un legado a todos los amantes de la salsa.
Pierangeli Llinas, quien trabaja en The King of Salsa, comentó que esta cinta se enfoca en la carrera de Lavoe y en la grandeza musical del personaje. Como ejemplo refiere una escena "donde yo aparezco junto a una estatua de Lavoe y digo que esa estatua servirá de inspiración a muchas generaciones", aunque la actriz no sabe si el monumento en realidad existe o se trata de un elemento incluido por la producción.
Lo cierto es que Héctor Lavoe, carismático y único. Una voz capaz de conmover y alegrar a cualquiera, un camión de talento a quien las drogas y el Sida le apagaron la luz a destiempo, agarra un segundo aire en el lente de algunos directores interesados en recordarle al mundo quien él fue "el cantante de los cantantes".


tomado de: http://www.impre.com

Nota: como aporte a lo comentado por la actriz Pierangeli Llinas (la señora de pelo negro en la foto), comento que si existe una estatua o busto de Hector, en El Callao, Perù. Vean las fotografias, a continuaciòn:


Desconozco la historia sobre este busto, pero está anotado para averiguarla. Si alguien quiere colaborar, el correo electrónico espera por esa información...

sábado, 22 de agosto de 2009

Hector Lavoe The Singer, en Septiembre?!!!!

Amanecerá y veremos si es cierto. Muchos habrán leído esta noticia (ya tiene varios meses), pero en este blog no habìa sido publicada. Creo que es lo ùltimo que se sabe del tema, por favor, corríjanme si estoy equivocado...

Cineasta Anthony Felton asegura en septiembre presentará su filme sobre Lavoe


Ruth E. Hernández Beltrán Nueva York, 16 mar (EFE)- "Hector Lavoe, The Singer", el filme de Anthony Felton sobre la vida del desaparecido salsero puertorriqueño, se estrenará en los cines el próximo septiembre, tras superar dos años de controversia y problemas de presupuesto.
Felton dijo a Efe que en mayo viajará a Puerto Rico para editar el largometraje, que protagonizan el actor y cantante Raúl Carbonell hijo como Lavoe y Joana Vargas como su esposa Pucci, una actriz que ha hecho además cine en EEUU y actuado en series de televisión anglo como "Law and Order" y "All my Children".
En el filme intervienen además la salsera la India, en el papel de Priscilla Pérez, hermana de Lavoe, la actriz y cantante mexicana Patricia Manterola como Carmen, quien tuvo un hijo con el cantante, los actores José Luis López como el trombonista Willie Colón y Renoli Santiago como el músico Johnny Pacheco, uno de los fundadores de las Estrellas de Fania.
"Ya se acabó la filmación de Héctor Lavoe y se empieza a editar la primera semana de mayo", aseguró con satisfacción Felton, quien explicó que los últimos diez días se rodaron en Puerto Rico y Nueva York hace cerca de tres semanas.Lo último que se filmó fue el final de la película, cuando el músico Willie Colón, que ofrecía un concierto, se entera que su gran amigo Lavoe había fallecido, y le dedica el tema "Idilio".Los últimos días de filmación incluyeron además la muerte del hijo de Lavoe y cuando "el cantante de los cantantes" cae del noveno piso de un hotel en Puerto Rico, indicó Felton y agregó que en el transcurso de los dos años "filmábamos y parábamos" por compromisos de los artistas, para revisar y rehacer escenas.
"Hector Lavoe, The Singer", que costó cerca de dos millones de dólares, es la segunda película que se rueda sobre la vida del cantante de salsa.
La primera, que ya se exhibió, fue protagonizada por Marc Anthony como Lavoe y Jennifer López como Pucci, y fue criticada por algunos salseros que consideran se centró más en la adicción del artista puertorriqueño que en sus atributos como cantante.
Entre sus críticos figura además el propio Felton, que había ofrecido inicialmente el papel de Lavoe a Marc Anthony, quien presuntamente lo rechazó porque quería ser él quien cantara en lugar de recurrir a la música original. Felton obtuvo los derechos del sello Fania para usar las canciones que interpretaba Héctor Juan Pérez Martínez, conocido como Héctor Lavoe, por lo que el público escuchará su voz en el largometraje.
"Se centralizaron más en Jennifer López que la vida de Héctor y capitalizaron en la droga, algo que condené. A nuestro público le gusta divertirse cuando va al cine, no deprimirse y la película fue deprimente por la droga. En mi película ves que está bajo la influencia de la droga, pero verlo inyectándose, eso no se ve, nunca estuvo contenido en el guión", afirmó.
"En nuestra película, es la voz de Héctor Lavoe, no la de Marc Anthony. He estado bregando con la Fania desde el 2000. Marc Anthony quería hacer el papel en mi película y una de las cosas que le molestó es que le dije que no podía cantar, que el que iba a cantar era Héctor Lavoe", agregó.
"Hector Lavoe, The Singer" presentará la vida del cantante, desde su niñez en Ponce, Puerto Rico, donde nació en 1946, hasta su muerte en Nueva York, donde se hizo famoso, en 1993 y para ello, según Felton, obtuvo el visto bueno de la familia del salsero, entre éstas sus hermanas e hijo.
"Tenemos 13 canciones de Héctor Lavoe y de esas, lo menos que el público escuchará es un minuto y lo más dos minutos. El público va a gozar de la música", afirmó Felton, que ha realizado al menos una veintena de películas, entre los años sesenta y setenta.
Recordó que solo en una ocasión el público escuchará a Raúl Carbonell cantar, en una escena en que Lavoe se presenta con el músico Joe Cuba.
"La película será lo que fue Héctor como ser humano y como artista, su matrimonio con Pucci, cómo se contagió con Sida, que no fue a través de la droga", indicó Felton, quien recordó que conocía a Lavoe y que fue éste quien le confesó sobre su enfermedad, que finalmente le costó la vida.


tomado de: http://noticias.terra.com

Nota: vean el trailer en post anterior, sobre todo la escena en el carro con Joe...

Agradecimiento...

Un saludos a los lectores de este blog. Quisiera expresar mis disculpas por no haber actualizado con notas, entrevistas, noticias, etc., respecto a la leyenda que fué, es y será El Cantante de los Cantantes. En este período de Octubre 2008 a la presente fecha, cerca de 20000 visitas ha tenido el blog, esperando llegar a 40000 próximamente. Hasta la fecha, nos han visitado de 85 países, no solamente latinos y habla hispana, sino de todos los continentes, demostrando cuán lejos llega esta fanaticada. Un saludo especial a las siguientes personas que, con sus comentarios, mantienen y alientan a seguir compartiendo con los fanàticos lo que, en mi modesta opinión, me parece interesante postear acá sobre Hector Pérez y su legado. Saludos a: Blane, José, Carlos Malagon, Fan`s Hector, Zona Rumbera, Eginhardo, Lourdes, Mauro, Borinquen, Luchoblades, Jorge Leureyro, Jacki, Diego, Cecilavoe, Leo Gruber, Carlos Alberto Salsa, Manuel, Leidy, Carlos Tobar, Juna Marin, Alvaro Trombon, Alfredo Baca, Carlosmanuel, Daniel lara F., Juan Miguel, Smith, Jackelinmelean, Jomar Primera, Daniel, Mathias, Yimis Monsalve, Jose Castillo, Aleman, Luis Andrade, Jose Basalo, Eduardo, Steven, DJ Monchy, Tuty, Jacquelin, Wilson Cortes, Ana Maria Lama Peru, Wilfredo, Luis, Amada, Olga Mendoza, Edgar, Milton Paredes, Juan Franco, David Zion, Freddy Fiallos, Manoly, Rosa, Edgar Moreno, Edgar Garcia, Claudia, Gary, Jeritza, German, Victor Lara, Ricardo Valera, Asocosalsa 74 Elio Navas, Jhonathan Bozo, Juan Carlos, Johanna, Dora Mendoza, René Luzón, por sus comentarios, preguntas, crìticas e informaciòn aportada en sus respectivas visitas. Igualmente saludamos a Iván León, que con su club de fan en Colombia, està pegàndo durísimo (visiten http://hectorlavoe.ning.com y http://hectorlavoeclub.blogspot.com/) y José Martínez con su homenaje.
Bueno amigos, estamos armándonos de nuevo de informaciones que serán publicadas próximamente, por que hay mucha tela que cortar. Estaremos agregando toda la mùsica de Hector y las que estàn colocadas en los post respectivos, en la caja BOX, ya que EVOCA cerró el servicio free y ya no funciona en este blog, asi como tambièn, homenajes de diferentes artistas hacia el Rey de la Puntualidad.
Un abrazo a todos, y que cante mi gente...
Nota: esperemos que efectivamente se estrene en Septiembre la película con Raul Carbonell y nos quite el mal sabor dejado con la protagonizada por Marc.